Historia

Descendiente de familia española y con una cultura de trabajo muy asumida, don Daniel Esteban comenzó a cultivar sus viñedos en el distrito de Medrano, provincia de Mendoza.

Convencido de llegar a construir su propia bodega, después de muchas adversidades, junto a su esposa doña Lola y sus hijos Daniel y Américo, logró cumplir ese sueño tan anhelado.

Hoy, Altillos de Medrano S.A., es una empresa familiar mendocina, conducida por sus descendientes, con más de 40 años de trayectoria en la actividad agrícola perfeccionando contínuamente el cultivo de la vid y seleccionando las mejores uvas para elaborar vinos de alta gamacon marcado estilo e identidad que conforman la línea JEROVIA.

Esta empresa involucra un valioso grupo humano y enólogos de alto prestigio y larga trayectoria que logran, con su trabajo y dedicación, obtener vinos de calidad que satisfacen el paladar de los consumidores.